martes, 28 de julio de 2015

Cruce de Divisas, Entendiendo el Forex

Una de las mayores fuentes de confusión para los traders que empiezan en el mercado de divisas es la lectura de los cruces de divisas, lo que habitualmente llamamos pares de divisas.
Cuando en el forex se habla de una moneda, se hace siempre en relación con otra moneda, por lo que el valor de una se hace siempre en referencia a la otra. Por lo tanto, si estas tratando de determinar el tipo de cambio entre el euro (EUR) y el dolar (USD), la cotización del cruce de divisas sería así:


EUR/USD = 1,1036

Esto se conoce como un par de divisas. La moneda a la izquierda de la barra es la divisa base, mientras que la moneda de la derecha se llama la cotización de la moneda. La divisa base (en este caso, el Euro) es siempre igual a una unidad (en este caso, EUR=1), y la moneda cotizada (en este caso, el Dólar americano) es lo que una unidad base es equivalente a la de la otra moneda. La cita significa que 1 EUR = 1,1039 Dólares americanos. En otras palabras, con 1Euro podemos comprar 1,1039 Dólares americanos. La cotización de la divisa incluye las abreviaturas de divisas para las monedas de que se trate. 

Citar monedas, forma directa o indirecta

Hay dos formas de citar un par de divisas, ya sea directa o indirectamente . Una forma directa de nombrar una divisa, es simplemente un par de divisas en la que la moneda nacional es la moneda base; mientras una cotización indirecta, es un par de divisas, donde la moneda nacional es la moneda cotizada. Así que si miras el euro como moneda nacional y el dólar americano como moneda extranjera, una cita directa sería EUR-USD, mientras que una cotización indirecta sería USD-EUR. En la cita directa la moneda nacional siempre es una unidad y permanece fija, y la que es variable es la moneda extranjera. En la cita indirecta la moneda nacional es variable y la moneda extranjera es una sola unidad. 

Los brokers de divisas

Cuando nos acercamos a un gráfico, de los que nos proporciona cualquier broker de forex, estamos viendo la cotización de la moneda base, frente a la moneda cotizada o extranjera.
Es habitual que los brokers no ofrezcan determinados pares. Por ejemplo, siempre vamos a encontrar la cotización del EUR-USD, o sea el euro frente al dólar americano, pero nunca vamos a encontrar la del dólar americano frente al euro, y realmente es un poco extraño porque la moneda base por excelencia es el dólar americano, al menos hasta que llego el euro.